Mastertextil  
 flechitaInicio flechitaInformações TécnicasflechitaTipos de entretela
EMPRESA
 
Linhas de costura MASTERFIL
cuadroPS
cuadroPR
cuadroCS
cuadroPT
cuadroAT
cuadroES
cuadroAM
cuadroAL
cuadroMO
cuadroMP
cuadroMostruários/Expositores
DOCUMENTACIÓN
cuadroCartas de cores
cuadroInformações Técnicas
cuadroDescargas
cuadroSites interligados

Tipos de entretela

El bordado de calidad precisa la utilización de entretelas que refuercen el tejido sometido a las tensiones producidas por la gran cantidad de puntadas que forman el bordado y que están dirigidas en todas las direcciones.
Para elegir cuál es la entretela más adecuada para cada caso habrá que tener en cuenta principalmente el tipo de tejido, pero también otras variables como el tamaño del bordado, la densidad y longitud de las puntadas, la velocidad de bordado e incluso el uso que vaya a darse a la prenda bordada.
Existen muchos tipos de entretelas, pero todas ellas pueden englobarse en 4 grandes grupos, que se diferencian en la forma que se puede retirar el sobrante una vez acabado el proceso de bordado.

Para Arrancar (Cut-away)
Para Recortar (Tear-away)
Para Fundir (Heat-away)
Para Disolver (Wash-away)

Aparte de esta clasificación, cada tipo suele estar disponible en varios grosores así como con o sin adhesivos para fijarse al tejido.
Las fibras naturales y los tejidos mas gruesos tienen mayor tendencia a ceder junto a las puntadas y quedar planos tras el bordado, por lo que las entretelas "para Arrancar" son las mas adecuadas. Inversamente, en tejidos finos, géneros de punto o fibras sintéticas es más adecuado utilizar una entretela "para Recortar".
También hay que tener en consideración la densidad de puntadas del bordado: cuanto mayor sea, más rígida ha de ser la entretela.
A veces, incluso puede ser recomendable utilizar más de una capa de entretela, o incluso de entretelas diferentes. Y recuerde que algunos diseños bordados pueden ser totalmente incompatibles con el tejido en el que quiere ponerlos.
Una vez más, es recomendable combinar estos consejos genéricos con lo que su propia experiencia le vaya mostrando.

Para Arrancar (Tear-away)

Son entretelas que sólo se necesitan durante el bordado, por lo que tienen que ser fáciles de retirar, sin que al hacerlo se deforme el bordado. Algunas entretelas son unidireccionales, por lo que rompen fácilmente sólo en un sentido, mientras que otras son multiaxiales. Muchas veces es conveniente sustituir una entretela gruesa por dos más finas, que serán más fáciles de arrancar.
También puede usar adhesivos temporales para fijarlas a los tejidos, si bien algunas llevan un acabado que las hace adheribles mediante el uso de plancha.
Hay un tipo especial de entretelas Tear-away que se llaman Toppings, ya que se usan en la parte superior. Se usan sobre tejidos con pelillo, como toallas o terciopelos, para garantizar que ese pelo no va a asomar entre las puntadas del bordado. Tienen aspecto de película de plástico.

Para Recortar (Cut-Away)

Estas entretelas se caracterizan porque se quedan en el bordado una vez acabado.
Son la mejor opción para géneros de punto ya que impiden que los bordados se deformen con el uso y los lavados. También son recomendables para tejidos finos o en aquellos que por no tener tratarse de prendas, la presencia de la entretela no resulte problemática. Cuanto mayor sea la densidad del bordado, más gruesa debe de ser la entretela. También puede sustituir una capa gruesa por dos más finas.
Cuando esté bordando sobre tejidos que se arrugan fácilmente, o en terciopelos o cueros que se quedan marcados por el bastidor, ponga sólo la entretela en el bastidor y luego fije la tela a bordar sobre la entretela con un adhesivo temporal.
Para retirar la entretela sobrante al acabar el bordado, primero arranque lo que pueda y luego recorte los detalles mas pequeños con unas tijeras especiales de bordado.

Para fundir (Heat-Away)

Utilice este tipo de entretela cuando trabaje con tejidos demasiado delicados para un Tear-away, demasiado finos para un Cut-away, o que no sean lavable. Los hay de dos tipos: no-tejidos o en película de plástico.
Para eliminar la tipo no-tejido, se le pasa la plancha hasta que la entretela se vuelve marrón y se desprende en escamas, las cuales se retiran con un cepillo. Evite usar planchas a vapor para hacer esto, ya que estas entretelas son solubles en agua y con el vapor podría hacer que ésta se quedase pegada irremediablemente al tejido.
La entretela Heat-away tipo lámina de plástico, también llamada Heat-and-melt, se usa sobre todo como Topping. Se queda bajo el bordado, resistiendo incluso lavados posteriores. La entretela sobrante desaparece al aplicar calor con una plancha.

Para disolver (Wash-away)

Estas entretelas están diseñadas para disolverse al mojarlas y se presentan en varios formatos: película plástica o papel soluble.
Basta con pulverizar agua sobre ellas y tras esperar que se sequen pueden retirarse cepillándolas, evitando dejar restos que podrían endurecerse sobre el tejido. Asegúrese de seguir las instrucciones que le dé el fabricante: cada entretela requiere una temperatura de disolución diferente.
Aunque pueden usarse como Toppings, debido a que se disuelven bajo las puntadas al lavarlas, quizas sean más recomendables otros tipos. También existen entretelas Wash-away con respaldo adhesivo.

Si tiene previsto almacenar entretelas Heat-and-melt o Wash-away durante mucho tiempo, guardelas en bolsas cerradas para evitar que la humedad las deteriore.

 
Master Textil Unipessoal, Lda . · Rua da Fábrica, 55 · 4765-080 Carreira · Portugal · Apartado 1017 · info@mastertextil.com
Aviso legal cuadro Mapa del Web